Biotecnólogas trabajan en la elaboración de alimentos para perros con microalgas

0
430

Lo que empezó como un snack para escolares hoy se podría transformar en un innovador alimento en base a microalgas para canes, elaborado por dos jóvenes Ingenieras en Biotecnología  de la Universidad Arturo Prat,  que tras adjudicarse nuevamente un concurso Valorización de la Investigación Universitaria, VIU de Conicyt, dieron rienda suelta a su imaginación y talento investigativo para llevar a cabo este innovador proyecto.

Stephane Acuña y Aylin Santelices a sus pocos 20 años de edad, ya tienen en su currículum reconocimiento por sus logros en investigación, uno de los primeros fue  en el año 2018 la adjudicación de la etapa 1 del concurso VIU en el marco de la realización de su tesis, financiada por el Gobierno Regional de Tarapacá, a través del Fondo de Innovación a la Competitividad (FIC), Proyecto «Nutratarapacá» en colaboración con el Instituto de Estudios de la Salud (IES) de la Universidad Arturo Prat.

El trabajo de ambas profesionales mostró que el consumo de microalgas nativas de la región de Tarapacá tenía un efecto sobre la disminución de los lípidos plasmáticos, resultado que posibilitaría disminuir, tanto en Chile como a nivel mundial, las enfermedades asociadas al aumento de colesterol circulante, que en la actualidad son la principal causa de muerte de enfermedades no trasmisibles.

«A partir de estos conocimientos, junto al director de nuestra tesis y de la carrera de Ingeniería en Biotecnología, Aliro Villacorta, nos propusimos realizar una solución tecnológica en base a nuestro descubrimiento y generamos un snack con microalgas, apoyadas por el proyecto FIC «Tarapacá Labs» que nos llevó a ser semifinalistas del concurso Jump Chile 2017 y nos entregó las herramientas para obtener en el 2018 el premio InnovaRock Night, qué consistió en una gira tecnológica para relacionarnos con el ecosistema emprendedor, aprendiendo de lugares como Start up, If y Laboratoria».

Las biotecnólogas precisaron que durante esta etapa realizaron un  plan de trabajo y de negocios, para lo cual recibieron retroalimentación de una consultora que al analizar el mercado de los snacks saludables les indicó que estaban entrando a uno saturado, por lo cual era muy difícil competir, debiendo buscar un nuevo público objetivo lo que las llevó a pensar en las mascotas.

Es así como decidieron nuevamente postular a un VIU de Conicyt, adjudicándoselo hace pocos meses por segunda vez en la historia de la UNAP. «Considerando un microestudio realizado por Gfk Adimark lanzado en agosto de 2018  acerca del comportamiento de los chilenos y sus mascotas, el cual indicaba que el 64% de los hogares tiene una mascota y de ese porcentaje cerca del 52% un perro, siendo el promedio de gasto de 25 mil pesos mensuales en alimentación y cuidados. La idea de producir un alimento de  microalgas, sin duda, era una alternativa  más que viable considerando que la demanda de los dueños de canes por comida más natural y saludable está  en aumento».

MICROALGAS

Algunos estudios han demostrado que  las microalgas marinas son uno de los mejores alimentos vegetales, ya que no contienen celulosa rodeando la pared celular que es  difícil de digerir para los perros. Además, contienen un alto promedio en proteínas y un bajo nivel en grasa, siendo una de las fuentes más ricas en minerales y aminoácidos con altas cantidades de nutrientes que ayudan a producir energía y mejorar el sistema inmunológico. Asimismo, al ser ricas en yodo y favorecer a las glándulas endocrinas, evidentemente proporcionan muchos beneficios para la salud y favorecen la longevidad en animales.

Considerando esto, las biotecnólogas  sostuvieron «Esta nueva etapa tendrá una duración de un año y  la idea es trabajar junto a un químico y veterinario los requerimientos nutricionales específicos de los perros, culminando el proyecto en un prototipo comercial que será validado en los distintos canales de distribución, tales como: clínicas veterinarias, pet shop y farmacias, entre otros, para retroalimentarse de los clientes y luego lanzarlo en el mercado. Tendremos que hacer  pruebas de investigación y desarrollo para elaborar un prototipo comercial, dentro de esto se realizarán evaluaciones en las mascotas para determinar la efectividad del producto y si este suplemento alimenticio tiene beneficios. Durante tres meses trabajaremos para ver qué efectos tiene en los perros, en su salud y apariencia, mediante focus group a los dueños y mascotas. Igualmente, trabajaremos en el marketing que sabemos es fundamental para el éxito».

Sostuvieron que dentro de las bases del concurso, la Universidad debe entregarles una red de mentores  que les ayuden en estos aspectos para así  crear un  nombre, logo y  un formato atractivo para poder comercializarlo.

VIU

En relación al apoyo que han recibido las jóvenes destacaron «Hemos contado con la ayuda de la Vicerrectoría de Investigación, Innovación y Postgrado y con quienes han llevado a cabo el Proyecto «Nutratarapacá»  para la realización de estas iniciativas, pero además con la orientación de académicos como Aliro Villacorta que durante toda la carrera nos han estimulado para investigar».

Frente a la tarea de investigar y postular a fondos como el de Valorización de la Investigación Universitaria las  jóvenes precisaron  «La invitación a todas y todos quienes tengan una idea, es aventurarse, buscar la manera, encontrar el equipo adecuado y principalmente disfrutar el viaje. Llegar no es lo interesante, llegar será algo que nunca haremos, porque como buenas mujeres de ciencia con espíritu intranquilo, buscaremos siempre una alternativa a lo que creemos que está bien y lo haremos aún mejor».

Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí