Investigación de Cenima descubre hormiga y cucaracha exótica que coloniza Iquique

0
787

Cuando se habla de una especie exótica nos referimos a variedades foráneas introducidas fuera de su distribución natural, es decir, su origen está en otra parte del mundo y ha sido transportada, voluntaria o involuntariamente, a otro sitio, afectando la biodiversidad nativa o la salud de las personas, precisa el Dr. Andrés Taucare, investigador del Centro de Investigación en Medio Ambiente, CENIMA y del proyecto de la Vicerrectoría de Investigación, Innovación y Postgrado de la Universidad Arturo Prat «Invasiones biológicas en la región de Tarapacá: Estado actual y potenciales riesgos».

La iniciativa financiada por la UNAP, de acuerdo a Taucare, surgió debido a la inexistencia en la región de Tarapacá de estudios o listados actualizados de especies introducidas, por lo cual debido a que una de sus líneas de investigación es la invasión biológica, decidió efectuar este proyecto «Quise especializarme en artrópodos, los cuales tienen exoesqueleto en base a quitina y patas articuladas, específicamente, me enfoqué en insectos y arácnidos que están en ambientes urbanos».

Agregó, que tenía como hipótesis que los sectores más cercanos a Zofri y el puerto, por ser lugares de desembarco, eran más factibles de tener estas especies exóticas. Es así que primero recopiló la información existente en la literatura, realizando posteriormente un muestreo en distintos sectores de la ciudad. «Si bien la idea era en una primera instancia colocar trampas para atraparlos, opté por su captura manual durante el día y en un periodo de tiempo determinado, para luego comparar los hallazgos. Recolectaba en jardines y plazas tanto del sur, centro y norte de la ciudad: hormigas, baratas, arañas y grillos, entre otras variedades».

Taucare afirmó que la información bibliográfica recabada fue cotejada con las especies de artrópodos que había encontrado y clasificado en esta zona «Me dí cuenta que habían especies que no están reportadas para la región o para chile, variedades que tienen importancia a nivel mundial».

HORMIGA AGRESIVA

«Detecté en el sector norte en la Plaza Prat una variedad de hormiga clasificada como una de las especies más invasoras del mundo y en Sudamérica el único país que faltaba por invadir era Chile. Su nombre es Tetramorium bicarinatum, y se le llama comúnmente, «Hormiga de Guinea» y se encuentra presente en países como Colombia y Brasil, aunque también está en Argentina, Uruguay, y parte de Perú.  Nunca había sido vista en nuestro país».

Taucare precisa que, de acuerdo a la literatura, es muy agresiva y muerde atacando a las personas y animales domésticos. «Son difíciles de ver a simple vista, son más pequeñas que las que conocemos, su color es rojizo tirando a dorado. Viven generalmente en los jardines y requieren mucha agua,  pues son de ambientes tropicales, lo cual se nota en  el pasto ya que se seca más rápido. Son omnívoras  y si uno intenta plantar algo son las primeras en  atacar los cultivos, matan todo».

Sostuvo que se meten al interior de las casas y forman súper colonias, atacando a los electrodomésticos y enchufes, siendo uno de los aspectos más interesantes la manera en que se agrupan «A diferencia de otras especies, estas hormigas cuando existen otras colonias no compiten entre sí, sino que se unen formando súper colonias que arrasan con todo, por lo que es difícil erradicar».

CUCARACHA

Otro de sus hallazgos fue la cucaracha de tierra Pycnocelus surinamensis,  una especie originaria de Malasia introducida recientemente en Chile. Vive en los jardines, bajo la arena, las rocas y maceteros, entre otros. Es una especie nocturna. «Son más pequeñas, de color negro oscuro y han desarrollado el cuarto par de patas, porque escavan y  no vuelan. En la literatura especializada se señala que son partenogenéticas, es decir, las hembras no necesitan machos para reproducirse, ya que desarrollan embriones a partir de óvulos sin fecundación».

Provienen de zonas tropicales y es el primer registro que se tiene en Chile, aunque el especialista  señala que también podría haber llegado a Antofagasta. «Esta barata de acuerdo a Taucare, presenta un potencial riesgo, puesto que se alimenta de materia orgánica descompuesta, es un vector de enfermedades, transmitiendo potenciales infecciones. De hecho, esta especie transmite un parásito (nemátodo) que reside en los ojos de las aves, afectando en algunos casos a las gallinas».

Sostuvo, por tanto, que es necesario continuar investigando para conocer más respecto a estas dos nuevas especies presentes hasta ahora solo en la ciudad, debido a que el desierto se ha constituido en una barrera para su emigración a otras zonas, como el interior de la región de Tarapacá.

INVESTIGACIÓN

Esta investigación que tenía por objeto crear un listado actualizado de las especies exóticas introducidas en la región de Tarapacá, incluyendo su origen, distribución a nivel mundial y potencial amenaza, de acuerdo a la Directora del proyecto Marcela Gaete y  bióloga  del CENIMA, éste también tiene como propósito determinar la diversidad de artrópodos invasores presentes en distintas áreas de la ciudad de Iquique; generar mapas de distribución potencial de los invasores hallados con mayor frecuencia en la región y educar a la población acerca del riesgo de las especies exóticas, proponiendo medidas  eficaces para su detección, mediante un taller y material digital gratuito para la comunidad.

El hallazgo de 2 nuevas especies de insectos introducidas  en Iquique, es uno de los principales resultados que entregó la primera fase del proyecto. «Este descubrimiento es muy relevante, ya que no se puede realizar una conservación efectiva de nuestra biodiversidad, si no se conocen las especies exóticas. La identificación y descripción de estas nuevas especies nos permite entender mejor el rol que cumplen en el funcionamiento de los ecosistemas, ya que solamente en la medida que averigüemos más de estas especies exóticas, podremos comprender  y prever daños que pudieran producirse en nuestra flora y fauna».

CONTINUAR APORTANDO

Ambos investigadores precisaron que este proyecto es el comienzo, y esperan que dé pasos a otros. «Lo importante es que la comunidad se informe de estos hallazgos, para lo cual queremos realizar diversas actividades de difusión acerca de este descubrimiento», sostiene la bióloga de CENIMA Marcela Gaete.

Asimismo, el Dr. Taucare afirma «El modelamiento de la distribución de estas especies posibilitará el seguimiento de su población que hoy está centrada en Iquique, debido a las condiciones climáticas, donde solo ha presentado daños a los jardines y plazas solamente. Pero ante esto surgen muchas incógnitas que deben despejarse como  ¿Qué pasaría si estás llegaran al interior de la región, específicamente en la zona agrícola?;  ¿Cómo pueden afectar los cultivos o los sectores donde hay avícolas?; ¿Cómo se podría  frenar su desplazamiento a otras zonas?; Las personas que pudiesen ser mordidas  por esta hormiga o quienes consuman algún ave que ha sido afectada por esta cucaracha, ¿Tienen que tener algún cuidado especial? , la verdad que son muchas las incógnitas que este estudio despierta y, sin duda son muchas las áreas que podrían verse afectadas en nuestra región, lo cual nos motiva a pensar que hay que seguir estudiándolas»

.

Finalmente, los investigadores del CENIMA  destacaron el apoyo brindado por  instancias como el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG, quien entregó valiosa información para el estudio y a la Vicerrectoría de Investigación, Innovación y Postgrado,  por su constante colaboración «Esto abre nuevos campos para la investigación y es fundamental ver y estudiar a estas especies de artrópodos que llegaron para quedarse».

Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí