Investigador de la UNAP trabaja en sustancia que atenuará los efectos de la mordida de la araña de rincón

442

Producto de su veneno necrótico, que puede provocar hasta la muerte, la araña de rincón o Loxosceles Laeta es, sin duda, uno de los artrópodos más peligrosos para la vida humana en nuestro país, y se estima que cerca de 500 personas son mordidas anualmente . La especie, que se aloja en los lugares más oscuros de nuestros hogares, se encuentra desde Arica hasta aproximadamente la zona de Osorno en Chile.

Es en este contexto el proyecto interno de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Concepción, donde participa el investigador de la Facultad de Ciencias de la  Universidad Arturo Prat, Dr. Andrés Taucare y el investigador de la Universidad de Antofagasta, Dr. Alejandro Catalán, sin suda, es un gran avance ya que permitirá la obtención de un coadyuvante o atenuador de los efectos del veneno de la araña de rincón que salvará vidas.

La investigación, comenzó hace dos años “trabajamos con el doctor Alejandro Catalán de la Universidad de Antofagasta, con los venenos. Yo soy especialista en arañas y él bioquímico y juntos comenzamos a estudiar el grupo de la araña de rincón y otros loxosceles (arácnidos), que están en el norte de Chile. Con ese trabajo publicamos diversos artículos, siendo contactados por colegas de la Universidad de Concepción, uniéndonos a este nuevo proyecto, liderado por la químico farmacéutica Marcia Avello de la Universidad de Concepción, lo que nos ha posibilitado encontrar un compuesto de una planta nativa, que no se puede divulgar, y  que a nivel celular actúa contra los efectos de la picadura de la araña de rincón”.

El Dr. Taucare, agregó respecto a los resultados preliminares de esta iniciativa que “el extracto utilizado atenuaría el cuadro de Loxoscelismo, que es un cuadro tóxico producido por el veneno que inyectan estas arañas y que se caracteriza por necrosis cutánea, la que puede conducir a la muerte. La idea es disminuir los efectos del veneno hasta llegar al hospital, fabricando algo que esté en todos los hogares y que la gente pueda usarlo rápidamente”.

La iniciativa se encuentra en la actualidad en la etapa de estudios in vitro, usando el veneno versus el extracto en laboratorio, de ahí en adelante el avance pasaría por obtener financiamiento que les posibilitara proseguir los estudios y traducirlo, eventualmente, en un producto comercial.

El investigador destacó que “los estudios preliminares son auspiciosos por lo que a futuro esperamos obtener un producto que pueda estar en los hogares, consultorios y/o farmacias, posibilitando reducir el efecto del veneno, de tal manera de que si se continúa la investigación se podría obtener algo bastante cercano a un antídoto”.

UNAP

Frente a este gran avance el Vicerrector de Investigación e Innovación de la UNAP, Ezequiel Martínez Rojas, destacó  “El trabajo que está desarrollando el Dr. Taucare junto a investigadoras e investigadores de otras casas de estudios del país nos llena de satisfacción, porque vemos que la generación y transferencia de conocimiento cobra sentido, es decir, la aplicación de saberes en torno al fenómeno de la mordedura de la araña del rincón, que de acuerdo a las últimas estadísticas que se manejan alcanzan las 500 a nivel país, permitirá atender con efectividad el suceso y, en definitiva, salvar vidas. En este sentido, estamos convencidos que el desarrollo del coadyuvante logrará el efecto local y general a nivel celular que se espera en el lugar de la mordedura, permitiendo culminar con éxito este proceso investigativo. Felicitamos al Dr. Taucare, así como a las y los investigadores de la UdeC que lideran el proyecto y a la Universidad de Antofagasta que colabora en el mismo”. 

Eugenia Guzmán V.

Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí