Editorial

0
40

Nuestra Universidad enfrenta su octavo proceso de acreditación institucional, hito de carácter obligatorio que desarrolla la Comisión Nacional de Acreditación, el cual tiene por propósito evaluar la calidad y desarrollo de nuestro proyecto Universitario.

La acreditación institucional conlleva importantes beneficios para la Comunidad Universitaria en general, y especialmente, para nuestras egresadas y egresados, puesto que, representa un sello de calidad que certifica y da fe pública que nuestra casa de estudios superiores ha formado a técnicos, profesionales y postgraduados pertinentes, acorde a las necesidades de la sociedad y sus distintos sectores precisan, haciendo que sus títulos y grados sean valorados y más competitivos.

El trabajo de acreditación comenzó hace poco más de dos años, cuya primera etapa contempló una autoevaluación de carácter reflexiva y participativa, donde la comunidad toda por medio de encuestas de consulta y grupos focales opinó, aportó con sus experiencias y reflexionó  en torno a la calidad y nivel de desarrollo de nuestro proyecto académico y sus servicios. Así entonces, la autoevaluación culminó con un informe representativo de la realidad institucional, el que  se hizo público junto a un resumen ejecutivo y un conjunto de material a través de la página web www.unap.cl/acreditacion

Este informe de autoevaluación pasó a ser contrastado por un Comité de Pares Evaluadores conformado por 4 expertas y expertos nacionales y un experto internacional, quienes entre los días 10 y 14 de abril se entrevistaron con distintos actores de nuestra Comunidad, incluido egresadas y egresados de la Casa Central, la Sede Victoria y los Centros Docentes y de Vinculación de Arica, Antofagasta y Santiago. Fueron 4 reuniones las sostenidas por el Comité de Pares con egresadas y egresados, todas ellas superadas en capacidad, aspecto demostrativo del cariño por su alma mater.

Esta acreditación se ha caracterizado por su alta participación impulsada por una amplia difusión, constituyéndose así en un punto de encuentro para quienes han sido y somos parte de nuestra querida Universidad. Ahora nos encontramos a la espera del resultado, el cual nos tiene muy esperanzados por el trabajo desarrollado y el permanente compromiso demostrado por todas y todos. Nuestra trayectoria y contribución al territorio y el país expresada a través de nuestros más de 75.000 egresadas y egresados nos ha permitido poner en valor nuestros logros y todo aquello que nos enorgullece.  Gracias a todas y todos por sumarse. ¡entre todas y todos acreditamos la UNAP!

Aviso Publicitario
Compartir
Artículo anteriorEstudios de Derecho del Consumidor

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí