Emprender para el éxito

0
648

Emprender es definido como la capacidad y actitud de percibir, de crear y de actuar. Esta capacidad resulta de la combinación entre un acto creativo con una acción eficaz y eficiente.

La capacidad de emprender considera  tres etapas: Percibir e identificar una necesidad latente u oportunidad; Desarrollo del concepto del producto o servicio que pueda satisfacer la necesidad no cubierta, permitiendo la obtención de un beneficio e Implementación de la idea para convertirlo en resultados reales.

Emprender es una actividad laboral que ha ganado fuerza y para desarrollarla es muy importante tener en cuenta:

  1. Aprende a vivir con incertidumbre. La competencia es un factor clave al momento de emprender, identifica quién es y qué hace; crear tu oferta y aprende a defenderla.
  2. Sé un líder, no un jefe. La gente busca a alguien que esté dispuesto a “ensuciarse las manos” por su equipo, haz una conexión con tu equipo de trabajo, cree en ellos y motívalos.
  3. Establece una cultura de trabajo. El ser flexible con el personal ayuda a blindar las relaciones que tienes con ellos, sin embargo establece los tiempos de entrega del trabajo y haz que se comprometan con ellos.
  4. Recompensa. Comparte los éxitos de la empresa con tu equipo de trabajo, pero también si las cosas no van bien identifica debilidades y conviértelas en oportunidades, esto los alienta a mejorar.
  5. Sé humilde. Los negocios y las oportunidades están en donde menos se piensan, ten apertura con todo tipo de clientes.
  6. Acepta ayuda.  Sé honesto, acepta tus errores y aprende a escuchar consejos de los demás.
  7. Sé profesional. Tener en orden tu material de trabajo (presentaciones corporativas, redes sociales, página web, tarjetas de presentación, etc.) y cuidar tu aspecto físico habla bien de ti ante tus clientes.
  8. Cuida a tus clientes. “Un cliente feliz, atrae a más clientes”, por lo tanto dale tiempo y el espacio que cada uno necesita, mantente en contacto con ellos.
  9. Separa lo laboral de lo personal. A pesar de que la amistad te genera algo que no tiene valor como es la  confianza, establece una división entre tus relaciones personales y profesionales.
  10. Protégete. Invierte tiempo y dinero en todo el ámbito legal de tu empresa, desde regularización de impuestos hasta contratos de confidencialidad para tus clientes.
Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí