Los Cuatro Errores Habituales en las Finanzas Personales

0
359
Juan Papic

Por: Juan Papic

Ingeniero Comercial

Sabían Uds. que la mayoría de los problemas que actualmente tienen que enfrentar las personas está relacionado con la “Administración del Dinero”, ¿tienen idea de por qué sucede eso?, ¿estarán haciendo algo mal?, lo más probable es que así sea.

Al tratar de buscar alguna explicación, me di cuenta de que el problema se originaba por una serie de causas, por ejemplo, que cuando somos pequeños a la mayoría no se nos enseña cómo administrar el dinero, lamentablemente los padres cometemos el error de NO involucrar a nuestros hijos en estos temas, incluso lo transformamos prácticamente en un tema tabú.  Eso tiene lógica, porque un niño no puede hacerse responsable de los gastos del hogar.  Sin embargo, en la medida que va creciendo, sería ideal que lo fuera entendiendo para que se dé cuenta de todo el esfuerzo que se requiere.

Ahora, si a eso sumamos que en el colegio o la universidad tampoco se enseña, a excepción de aquellas carreras relacionadas con la Administración de Empresas, se podría decir que la mayoría de las personas quedamos a la deriva y, aquí me incluyo, porque también me pasó.

Esto significa, que al igual que muchos de ustedes, sólo lo pude aprender tratando de observar cómo lo hacía mi familia. En ese sentido, debo reconocer que fui afortunado, porque como provengo de una familia modesta, siempre vi cómo cuidaban y se esforzaban por utilizar adecuadamente el poco dinero que tenían, recuerdo que no hubo lujos, tampoco derroches, pero nunca faltó lo esencial para vivir.

Después, cuando tuve la posibilidad de entrar a estudiar a la universidad, aprendí bastante sobre Finanzas, me refiero tanto a los conceptos básicos, como las técnicas y herramientas que la asignatura considera, y a pesar de que la materia estaba orientada hacia las empresas, inmediatamente me di cuenta que estos conceptos se podían aplicar a las finanzas personales.

De acuerdo con mi experiencia, existen cuatro errores habituales al momento de administrar el dinero que se deben corregir para comenzar a ordenar las finanzas personales, recuerden que nunca es tarde para reaccionar.

El primer error de las Finanzas Personales es “NO respetar el Principio Fundamental”, y ¿qué es un Principio Fundamental?, es una regla básica que siempre se debe respetar.   En este caso, ese principio indica que, en un período determinado, sus egresos de dinero no deben ser superiores a sus ingresos, es decir, en un mes no deberían gastar más dinero del que ganan. Por ejemplo, si sus ingresos mensuales ascienden a $100.000.-, no deberían gastar $120.000.-, ni mucho menos $150.000.-, porque si eso ocurre, tarde o temprano, esta situación provocaría graves problemas financieros.

Estoy consciente que en la práctica se puede gastar más, pero si realmente quiere mejorar sus Finanzas Personales, es algo que NO debería hacer o, por lo menos, debería tratar de evitar, porque si está gastando más, quiere decir que ese dinero extra tuvo que sacarlo de algún lado y, si no lo tomó de sus ahorros acumulados, necesariamente debe tratarse de dinero que obtuvo de algún préstamo, ya sea pidiendo dinero a otra persona o, lo que es peor, solicitando un crédito a una institución financiera. 

Recuerden que nunca es tarde para darse cuenta y comenzar a corregir sus errores, sé que no es algo fácil, pero con paciencia, disciplina y convicción, se puede salir adelante.

El segundo error habitual, es “NO utilizar un Presupuesto para Administrar su Dinero”, pero ¿qué es un Presupuesto?, es una herramienta que se utiliza para que las personas puedan registrar y controlar qué hacen con su dinero, pero lamentablemente, como la mayoría NO lo utiliza, no tienen idea cuánto dinero exacto gastan en el mes y, mucho menos cómo éste se distribuye, es decir, cuánto se destinan para alimentos, cuánto para el transporte, cuánto para entretención, etc.  Es probable que la mayoría pueda pensar en un valor aproximado, pero estoy seguro de que casi nadie lo sabe con certeza.  Esto obviamente induce a cometer el error anterior, porque si no se tiene el registro y control de los gastos, es muy sencillo pasar a llevar el Principio Fundamental de las Finanzas.

Por esa razón, si quiere mejorar en este aspecto, lo primero que debe hacer es comenzar a anotar todo, me refiero tanto a los ingresos como los gastos de cada mes.  No importa cómo haga, puede anotar esos registros en una hoja de papel o en un cuaderno.  Ahora si es más tecnológico, lo podría hacer a través de una planilla electrónica o por medio de una aplicación de celular.  Cualquiera sea la forma que adopte, estoy seguro que no sólo servirá para darse cuenta que está gastando más dinero del que posee, sino que también para determinar qué medidas correctivas debería comenzar a adoptar

El tercer error, es “NO saber Priorizar Adecuadamente” y ¿qué significa esto?, que la mayoría de las personas, en ciertos momentos o circunstancias específicas, actúan en forma compulsiva y se dejan llevar por campañas de publicidad agresivas, que ofrecen promociones o descuentos en productos que no son necesarios.

Sé que este es un tema polémico, porque obviamente las decisiones son subjetivas, es decir, dependen de cada persona.  Sin embargo, los estudios realizados demuestran que estas malas decisiones, generalmente terminan perjudicando las finanzas personales al no actuar de manera racional.

Y, finalmente, el cuarto error es “NO tener el Hábito de Ahorrar”, y ¿qué quiere decir esto?, sencillamente que la mayoría de las personas no tiene idea de la importancia que significa ahorrar, es decir, no se dan cuenta que cada peso que se ahorra hoy es muy útil para mañana, porque necesariamente permitirá incrementar el consumo futuro o, dicho de otra forma, si alguien ahorró en el pasado, no hay duda de que hoy ese dinero ha permitido cubrir o pagar una serie de gastos actuales.

Está claro que por la realidad que enfrenta cada uno, no todos pueden ahorrar y eso se entiende, pero hay personas que, teniendo la posibilidad, simplemente no lo hacen porque nadie le enseñó ese hábito y esa es la intención que quiero despertar en Uds.

Recuerden que nunca es tarde para aprender, lo importante es querer hacerlo y para comenzar a ahorrar no importa el monto, pueden partir con $100.-, $200.- ó $500.-, lo importante es repetir frecuentemente esa acción, para que se transforme el hábito y, posteriormente, se vuelva una costumbre, que, de seguro, los sacará de apuros en el futuro.

Ahora que saben cuáles son los cuatro errores habituales, ¿se sienten identificados?, ¿están pensando cuál es el que cometen?, Tranquilos, yo también cometía todos, pero salí adelante y esa experiencia es la que quiero compartir con ustedes, porque sé que es un proceso que requiere bastante orientación.

De hecho, el primer paso que debería dar es reconocer y aceptar el problema financiero por el cual está pasando y estar consciente que, para mejorar, debe asumir el desafío de cambiar una serie de conductas.

Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí