Siempre quise una carrera que se vinculara con la naturaleza

0
156

Belén Sepúlveda Soto, egresada de la carrera de Agronomía

Pensar estudiar Agronomía en una región como Tarapacá, no parece ser una apuesta segura para algunas y algunos jóvenes, no obstante Belén en contra todas las probabilidades y en medio del desierto, estudió en la UNAP Iquique esta carrera que le ha permitido compatibilizar su amor por la naturaleza y sus ansias por saber más.

En la actualidad,  al cumplir la Universidad Arturo Prat (UNAP) un nuevo aniversario, Belén Sepúlveda Soto que se siente agradecida y satisfecha con su paso por las aulas universitarias manifiesta  “ Es mi alma mater y le deseo lo mejor, pero especialmente me gustaría que como Institución de Educación Superior regional entregara un mayor impulso en lo que respecta a la formación de capital humano para nuestros territorios, y así poder establecer un polo de desarrollo  o centro de elaboración de productos único, que otorgue un sello regional en Chile”.

Es que a esta amante de la fotografía y gastronomía, se le nota su amor por la tierra, el que cultivó desde muy pequeña, ya que siempre estuvo rodeada de plantas y animales, “Si bien no es muy típico de Iquique, mi papá siempre sembró plantas a baja escala, y criaba animales cuando en Alto Hospicio solo había chacras o parcelas. Siempre me gustó trabajar con la tierra, es de familia, de hecho mi hermana mayor es ingeniera agrónoma”.

Así después de mucho estudiar, y a formar una hermosa familia compuesta por su esposo Michael y su hija de 9 años Paz Belén, hoy egresada, Belén es parte de un equipo multidisciplinario que le da vida a una innovadora iniciativa ejecutada por la UNAP, como es Vino del Desierto.

“Le tengo un cariño especial a este trabajo, ya que participé en varias vendimias como estudiante, siempre fue algo muy entretenido. Comencé a trabajar en esta iniciativa, recién egresada en el turno de fin de semana el año 2018, y desde el año siguiente hasta la fecha trabajo de martes a viernes en la Estación Experimental de Canchones, a cargo del control de los vinos. Ahí hago análisis enológicos y sensoriales en equipo y en esta fecha salgo de la bodega y del laboratorio para estar en el viñedo y hacer unas mediciones de las plantas están comenzando a brotar”.

UNAP

Belén señala que escogió estudiar en la UNAP Iquique, porque sus padres en esa época no tenían la situación económica para solventar su estadía fuera de la región y no querían alejarse de ella. “Mis papás fueron super claros y me explicaron que no había posibilidades de que fuera a estudiar en otro lugar, por los costos de alimentación, pensión, universidad y otros. Además el hecho de estar lejos y no tener los recursos para visitarme constantemente, también era una preocupación para ellos”.

Aclaró que en esa época su hermana también estaba estudiando en la UNAP por lo que conoció antes cómo funcionaba la Universidad, cómo eran las y los profesores, sus clases, las salidas a terreno y otros aspectos, decidiendo ingresar.

Diversos motivos alargaron su estadía universitaria y para ella uno de las grandes ganancias, además de sus conocimientos, fue que conoció amigos y amigas, atesorando bonitos recuerdos. “En el 2009 ingresé a estudiar Agronomía, donde conocí a grandes compañeras como Ornella Sciaraffia y Magdalena Pizarro; a personas como Aurita Arias, Solange Romero, Isabel Sepúlveda y Carolina Navea. Además, tengo la suerte que dentro del proyecto en que hoy trabajo están Marcelo Lanino e Ingrid Poblete, quienes fueron mis profesores en la carrera, y con los que sigo estando muy agradecida por todo lo que me han enseñado y enseñan diariamente “.

Agregó la egresada de agronomía que el haber formado parte de esta Casa de Estudios Superiores, implica el adquirir el sello de un profesional que se adapta, que está preparado para distintos desafíos, y eso ha sido para ella el trabajar en medio del desierto. “Creo que quienes estudiamos agronomía aquí tenemos la ventaja de estar preparados para ello, tenemos condiciones climáticas extremas y tenemos la capacidad de tomar decisiones acordes a lo aprendido y a lo experimentado”. 

SEGUIR APRENDIENDO

Su espíritu de superación y ganas de saber más la llevaron el 2018 a realizar un diplomado en Enoturismo del Vino del Desierto en la UNAP, “He participado de seminarios, de hecho el 2021 me becaron de la Asociación de Ingenieros Agrónomos Enólogos para realizar el “Seminario multimodular enovitícola 2022”. Así también en este periodo trabajé en un par de proyectos por un tiempo acotado, mientras estudiaba y compatibilizaba todo esto con la maternidad”. 

Respecto a qué les recomendaría a las nuevas generaciones, puntualizó que “En cualquier carrera cuando están en la Universidad debes aprovechar el tiempo y las oportunidades que se presentan, ojalá trabajen mientras estudian en algo relacionado con la carrera, aprendan a valorar sus horas de clases, a sus académicas y académicos y todas las vivencias que entrega la vida universitaria”.

Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí