“Mi consejo es siempre asumir el desafío, de que, llegado el momento, se tomen decisiones y se hagan con convicción, aun cuando después puedan ser cuestionadas o rebatidas”

1010

Contando con una importante trayectoria en distintas empresas público-privadas, el Contador General, Administrador de Seguridad Pública e Ingeniero Comercial Mención Control de Gestión titulado de la Universidad Arturo Prat Sede Victoria, César Antonio Muñoz Jara, le abrió las puertas a Conexus para conversar acerca de su carrera laboral y de su paso por las aulas de la UNAP, al igual que de su vida en familia junto a su esposa Claudia Ortega Riquelme; y sus hijos, Javier y Josefa.

Ubicado en la ciudad de Angol, César Muñoz Jara se desempeña hoy en día como Jefe Security de Industrias e Instalaciones en la conocida Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC), estando a cargo de velar por los “aspectos de seguridad estructural, patrimonial e industrial, con los actores implicados y empresas prestadoras de servicio de seguridad física y/o tecnológicas, fiscalizando las medidas preventivas de incidentes negativos, con la finalidad de mantener y aumentar la sensación de seguridad de los colaboradores, garantizando la continuidad de las operaciones”, explicó el también Magíster en Administración de Empresas Mención Marketing, MBA que también cursó en la Sede Victoria.

En cuanto a los desafíos que el mundo profesional le ha presentado, Muñoz enfatizó que “hoy en día son cada vez mayores; la incertidumbre, la economía, la competencia y tecnologías, son factores predeterminantes en la manera que los escenarios pueden cambiar drásticamente, por lo que la preparación y toma de decisiones es lo que define a un buen o excelente profesional, por lo que mi consejo es siempre asumir el desafío, de que llegado el momento, se tomen decisiones y se hagan con convicción, aun cuando después puedan ser cuestionadas o rebatidas, ya que es en ese momento donde se diferencian los líderes, jefes o profesionales de los portadores de títulos solamente”, afirmó.

Con respecto a sus metas y planes, el ex unapino los resumió en “consolidarme como profesional y así poder optar en un corto plazo a un cargo más gerencial, considerando que me encuentro en el mejor momento de mi vida, profesional y personalmente, con un tremendo respaldo académico y 25 años de experiencia laboral”, extenso camino que le ha llevado a trabajar en variadas entidades privadas como SMU (grupo Unimarc, Alvi, Mayorista y Super 10) y en la Empresa Nacional de Energía ENEX (Shell Chile), por nombrar algunas; y también en el área pública, como Oficial de Carabineros, siendo su última destinación la de Comisario en la Prefectura Concepción de Carabineros de Chile, periodo en la que obtuvo su título de Administrador de Seguridad Pública.

Dentro de este largo recorrido, el profesional también aprovechó de evocar sus días en la UNAP, asegurando que “no puedo dejar de mencionar que durante el inicio de mi MBA, entre 2013 y 2014, mi compañera de clases, Claudia Ortega Riquelme, se transformó en la mujer de mi vida y madre de mi hija Josefa, de siete años, con quien tenemos una hermosa relación hace casi 10 años, además de bellos recuerdos de los excelentes académicos, como Jaime Marchant García (MBA) Magdalena Saavedra Herrera (Jefa de Carrera) y Gonzalo Sánchez Zavala (Ing. Com.), por nombrar algunos”, subrayando en que uno de los aciertos del cuerpo docente, estuvo en “la manera en la que, más que enfocarse en que se memorizara material empírico y documental, fue en cómo lograron abrir mis ojos y mi mente para llevar al mundo real los distintos ramos y clases y, de ese modo, ser más eficiente y eficaz en las tareas encomendadas”, indicó.

“Por supuesto que el profesional UNAP tiene un sello que lo caracteriza”, continuó, “es una Casa de Estudios que recibe y alberga a jóvenes y profesionales normales (no superdotados), incluso con limitaciones económicas y de tiempo, demostrando que también se puede estudiar pregrado o postgrado sin terminar endeudado toda la vida, con un nivel que compite con cualquier otra Universidad público o privada”, manifestó.

Con respeto a los talentos del futuro las Inteligencias Artificiales (IA), hacen una mezcla de pro y contras para las nuevas generaciones de hoy en día, por lo que es trascendental el aporte que serán para el futuro, los nuevos y mejor preparados talentos, acorde a la evolución en la generación de necesidades de bienes y servicios de la sociedad actual.

Finalmente, César Muñoz quiso dejar un mensaje a todos los estudiantes universitarios presentes y futuros, instándolos a que “no teman al fracaso o a lo desconocido. El camino de por sí siempre será empinado y lleno de obstáculos personales y profesionales, pero basta con dar el 100% de uno mismo para transformar esa constancia y esfuerzo en cumplimiento de metas y logros de vida, que además reflejan la base familiar, en donde más motivación existe para que nuestros seres queridos se sientan orgullosos del resultado de nuestro crecimiento en la vida”. Quiero aprovechar la oportunidad, por este medio, para enviar un fraternal y sincero saludo a la UNAP por su 39° Aniversario, en especial a su sede Victoria, a sus docentes, alumnos, personal administrativo y de apoyo, de ayer, hoy y mañana… 


Eugenia Guzmán V.

Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí