Nibaldo Contreras: “Lo primero que me llamó la atención, fue el programa de continuidad de estudios”

231

Nibaldo Contreras Urrutia (47) conoce de sobra la empresa Coca Cola en la Región de Antofagasta, debido a que comenzó como guardia de seguridad hace 24 años, sin embargo, los estudios le abrieron las puertas y actualmente se desempeña como jefe de operaciones comerciales para el canal supermercado y minería.

El ingeniero comercial y en ejecución en administración de empresas llegó a la Universidad Arturo Prat gracias a sus colegas en la empresa, quienes le hicieron saber sobre el programa de continuidad de estudios para adultos trabajadores. Con esto, dio el primer paso.

“Lo primero que me llamó la atención, fue el programa de continuidad de estudios, que se adecuaba perfectamente a nuestra vida laboral y personal. Ese equilibrio es súper importante a la hora de tomar la decisión de sacar una carrera universitaria. Ese el primer valor agregado que tienen”, comentó.

Una vez dentro de la UNAP, Nibaldo quedó muy a gusto con los docentes de la UNAP, pero destaca por sobre todos a Pedro Bolados, jefe de carrera de la Facultad de Ciencias Empresariales, a Luis Gerardo García Mendoza (Un Roble), Pedro Adolfo Salas Carrera (Un Sabio) y Guillermo Martínez (Amigo de todos), (QEPD), quienes fueron claves para terminar sus estudios y seguir creciendo laboralmente.

“Una fortaleza, es su equipo de docentes, liderados por don Pedro Bolados, aunque hago una mención aparte porque gracias a él pude terminar la carrera. Siempre me estuvo acompañando, es una gran persona con vocación. Eso se agradece mucho. Siempre me incentivó a terminar, porque es un proceso muy largo que inició en 2016”, apuntó.

Pese a tener estudios técnicos y en ejecución en administración de empresas, el ex estudiante del Centro Docente y de Vinculación de Antofagasta destaca la carrera de Ingeniería Comercial, puesto que lo ha ayudado a relacionarse desde su puesto de jefe de operaciones comerciales de Coca Cola en Antofagasta.

“La ingeniería comercial te complementa todo, hablas de tú a tú con los gerentes zonales, gerentes nacionales y saca ‘pachorra’. Te sientes más consolidado y uno entiende que la versatilidad de esta carrera tiene su recompensa, que es para uno. Al final, te permite, a partir de las herramientas y conocimientos, ser más competente”, indicó y continuó: “Toda la vida trabaje relacionado al punto de venta en distintos canales de consumo. Entonces, conozco toda la estructura completa, pero me faltaba la parte más profunda de conocer la estrategia de mercado y stakeholders”.

En la misma línea, Nibaldo notó inmediatamente un cambio al ingresar a la mencionada carrera, luego de implementar los conocimientos que estaba adquiriendo en su lugar de trabajo, que le valió ser destacado.

“Lo que me di cuenta es que todo lo que aprendí en la Universidad lo fui aplicando inmediatamente, donde se hicieron notar las mejoras en mi trabajo. Utilizan (en la UNAP) mucho las metodologías activas de aprendizaje, lo que te da la posibilidad de dar sentido al conectar la teoría con la práctica”, señaló.

Nibaldo no se quedó ahí y agregó que “el haber adquirido estos conocimientos y estas herramientas claves claramente me terminan transformando en un ejecutivo de operaciones con una mirada muy crítica en todo el contexto regional”.

También, agregó que “la UNAP me dio una base que fui aplicando y que me ayudó a trabajar a través del cuadro de mando integral y a comprender mejor a la organización. Además, evaluar y crear un análisis crítico a través de la aplicación de las distintas herramientas de marketing, a entender y realizar un buen plan estratégico a nivel de la gestión de operaciones”.

No obstante, el profesional de 47 años cree que la Universidad debe tener más contacto entre las distintas sedes y centros que existen, aunque, en su opinión, eso no afecta al sello que tienen los docentes de la UNAP.

“Voy a hacer una crítica constructiva, no nociva, porque nunca vi a la gente de Iquique aquí (Antofagasta), pero se nota la cultura de la Universidad y en el buen equipo docente que tiene. Con eso me quedo. A veces a uno le costaba un cálculo, pero estaba el acompañamiento y el entendimiento”, dijo.

A pesar de eso, Nibaldo Contreras, que se encuentra casado con Paula Cristina Palta Araya y tiene un hijo de cinco años, Felipe Alonso, señaló que la UNAP lo ha motivado a seguir creciendo, incluso, aseguró que busca un cambio y tomar un desafío mayor.

“Tengo ganas de irme de mi trabajo, pero no porque no me guste, sino que por otras cosas que me dio la Universidad, puesto que logré una base para decir: ‘Oye, yo puedo, creo en mí y si se puede’. Siento que me quedó chico el trabajo que tengo, necesito algo más grande. La Universidad Arturo Prat me permitió cerrar este ciclo”, expuso.

El saludo por el aniversario de la UNAP

Por último, Nibaldo le dedicó unas palabras a la UNAP por el aniversario 39 de la institución, destacando el trabajo que se ha realizado en la Región de Antofagasta y la calidad de educación que entrega en cada una de sus sedes y centros de Docencia y Vinculación.

“Le envío un afectuoso saludo a la Universidad Arturo Prat en su aniversario número 39. Es una Universidad que está comprometida en el desarrollo de la región y a nivel nacional, les envío mis mejores deseos. Espero que siga aportando a nivel regional en la formación de excelencia de recursos humanos y trabajando en forma colaborativa con todo el territorio en donde están. Un abrazo y muchas felicitaciones”, concluyó.


Eugenia Guzmán V.

Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí