“Destaco el lazo con los profesores, siempre con buena disposición para atender dudas y con un ambiente de amabilidad y cercanía”

0
184
  • Alexis Pereira Vásquez, Ingeniero Civil de Minas

Desempeñándose en la actualidad al interior una consultora del área de geotecnia y residiendo en la comuna de Alto Hospicio, Conexus conversó con el Ingeniero Civil de Minas de la Universidad Arturo Prat, Alexis Pereira Vásquez, acerca de sus logros laborales y académicos, al igual que de sus recuerdos de la UNAP y sus proyectos a futuro.

Entrando de lleno en los desafíos del mundo laboral, el joven profesional admitió que “lo más difícil, son dos cosas: entrar en una empresa nueva como recién egresado y las actividades en terreno. En la primera, no conoces nada ni a nadie y donde el tiempo va en contra; ya que implica esforzarse el doble, además que no en todos lados están dispuestos a enseñarte. Entonces, debes aprender por tu cuenta muchas cosas. Y, por otro lado, los trabajos en terreno. Creo que son los más pesados, porque dado lo anterior, no hay tiempo para aprender en esos casos y los imprevistos siempre pasan y ocurren, por lo que cuesta a veces solucionarlos cuando no se tiene esa experiencia; pero, a pesar de ello, con el tiempo se va agarrando confianza, y lo que antes parecía extraño, después se hace costumbre”, señaló.

Frente a estas experiencias, el profesional titulado de la UNAP ha sabido encarar exitosamente los contratiempos. “He aprendido a ser un poco más organizado. Creo que ser ordenado con los tiempos es fundamental, ya que es algo que en lo laboral siempre va en contra. Por otro lado, a ser autodidacta, porque hay muchas cosas que en la Universidad no se aprenden, o simplemente se olvidan con el paso del tiempo, lo que implica retomar todas esas cosas o aprender unas nuevas de manera autónoma”, explicó.

Además, Pereira también compartió con nosotros uno de sus mayores logros, la obtención de la “Beca de Doctorado Nacional que entrega la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID) para continuar mis estudios, ya que era una de las cosas que siempre había querido y, a pesar de la pandemia, se ha ido dando”, el que se encuentra realizando en el área de Ingeniería de Minas, en la Universidad de Chile.

En cuanto a sus años de estudiante en la UNAP, Alexis aseguró que “recuerdo con cariño a mis compañeros, en especial a los primeros con los que compartí. Con algunos aún mantengo contacto; otros, no tanto, pero espero que les esté yendo muy bien en todo lo que se han propuesto. Creo que lo que más uno recuerda es el primer año de Universidad, donde se llega sin conocer a nadie; entonces, todo lo vivido se recuerda con cariño. Entre las experiencias que tengo, están las instancias generadas fuera de la UNAP, como convenciones, salidas a terreno y exposiciones externas. Son una forma innovadora de aprender, que van más allá de un aula de cuatro paredes y nos conectan con el medio. También destaco el lazo con los profesores, siempre con buena disposición para atender dudas y con un ambiente de amabilidad y cercanía que muchas veces no se da en la relación docente-alumno”, afirmó.

Estando consciente de la importancia de permanecer activo en este mundo altamente globalizado, Pereira volvió a subrayar una de las principales herramientas brindadas por la Casa de Estudios Superiores: la conexión con el entorno. “Por ejemplo, en mi caso, los convenios con instituciones, que permitieron tener instancias de aprendizaje fuera del aula. Recuerdo la posibilidad de asistir a congresos y a convenciones fuera de Iquique. De esta manera, pude tener otras experiencias en terreno, generando contactos con profesionales y compañeros de otras universidades nacionales y extranjeras”, hecho que suma a lo que él considera es el sello que caracteriza a los egresados y titulados de la Universidad, el cual está “ligado a la identidad de nuestra región y a formar profesionales para la región, lo cual me parece demasiado bueno. La UNAP tiene su Casa Central en Tarapacá y tengo certeza que muchos de los que estudiamos ahí también somos del norte; por ende, generar profesionales con las competencias necesarias para potenciar el desarrollo de la zona, y cubrir las necesidades que aquí existen, me parece excelente”, indicó.

En lo que respecta a sus metas a futuro, el Ingeniero Civil de Minas comentó que “me gustaría concretar un proyecto relacionado con la educación, algo que vaya más allá de la docencia en un aula. Hoy en día, las redes sociales tienen mucha influencia; por ahí va la cosa. De hecho, en donde me encuentro trabajando, he tenido la oportunidad de interactuar con el desarrollo de páginas web, videos educativos y RRSS para la divulgación del conocimiento; es algo que hemos estado trabajando y que he aprendido bastante, a pesar de no ser mi área. Espero algún día generar algo propio, que sea de libre acceso y enseñar de manera didáctica. De este modo, se logra motivar a muchos estudiantes y captar su atención con algo que vaya más allá de la teoría pesada, que se pasa muchas veces con PDFs y libros de mil hojas”, expresó.

Finalmente, Alexis Pereira Vásquez quiso dejar un mensaje a todas las unapinas y unapinos, presentes y futuros, a “no desmotivarse nunca, y no me refiero solo a las cosas académicas, porque pasa que a veces uno estudia y quizás los resultados no son lo que uno esperaba; sino que, a lo largo de los años de estudios, nos pueden pasar muchas cosas que quizás nos puedan afectar. El consejo es a nunca desmotivarse o decaerse por ello; y si caímos, volver a levantarnos, ya que siempre habrá una razón para hacerlo, y quisiera extender este consejo a lo que viene después de la Universidad. Muchas veces se piensa que al terminar la carrera habrá «pega altiro», pero en la realidad no es así. Felicito a los que sí han tenido esa oportunidad, pero existen muchos campos saturados y vivimos en un mundo donde el «pituto» pesa más que el talento, y eso puede llegar a desanimarnos. Lo cuento porque me pasó, a veces se tocan muchas puertas y no llegan las oportunidades. Eso nos puede desmotivar y también a cuestionarnos a nosotros mismos, ¿lo que estudié realmente valió la pena? ¿Perdí tantos años en eso para no encontrar trabajo? Son preguntas que me he hecho… El consejo es seguir buscando, a pesar de eso”, concluyó.

Aviso Publicitario

Dejar Comentario

¡Por favor ingresa un comentario!
Por favor ingresar nombre aquí